Miley Cyrus intenta que no se le salga el pecho

Miley Cyrus fue una de las invitadas a la fiesta previa a los premios Grammy que más llamó la atención por su vestido. Y aunque muy sexy y bonito, a la cantante le resultó bastante incómodo.

Pendiente todo el rato de él, Miley intentaba que no se le saliera el pecho ya que la vestimenta llevaba unas aberturas laterales bastante prominentes y era muy fácil que con un sencillo movimiento se le viera más de la cuenta.

Muy guapa con el modelo de Emilio Pucci y enseñando tatuajes, la cantante se lo pasó en grande durante la noche sin su novio, pero sí rodeada de amigos.

Etiquetas miley cyrus

Compartir este artículo

Sin comentarios

Añade tu comentario