Esther Arroyo vive una situación dramática

Esther Arroyo está viviendo una situación dramática a consecuencia de las secuelas producidas por el accidente que tuvo en el año 2008 cuando iba en un coche con Ana Torroja, y sus respectivos maridos. Hasta ahora, la actriz había vuelto a trabajar una vez recuperada. La pudimos ver en la televisión, así como presentando algunas galas.

Pero actualmente, Arroyo no puede seguir trabajando ya que la pierna no le resiste y está a la espera de que le den la invalidez. “Tengo claro que no volveré a trabajar, porque lo intenté y mi pierna no lo resiste. Una vez que me den la invalidez ya es el final de una etapa, ya no habrá entrevistas ni un papel en una película. No presentaré un programa, no habrá una serie”.

Además, la pierna que se la acortaron 2 centímetros, necesita unos cuidados diarios. “Mi vida desde el accidente se basa en cuidar mi pierna. Tengo que hacer deporte, necesito una vez a la semana un masaje y cada 15 días un osteópata. Y estoy contenta de tener la pierna con cicatrices, porque al principio pensaron que me la iban a cortar”.

Esther, que se caracteriza por su sonrisa de oreja a oreja ha necesitado ayuda psicológica para superar este drama.

 

 

Comentarios

comentarios

Etiquetas Esther Arroyo

Compartir este artículo