Justin Bieber devuelve una broma

Justin Bieber quiso vengarse de los teloneros de su gira, por una broma que le gastaron. Un día, este grupo, llenó de miles de pelotas de goma el autobús donde se desplaza. Lo que no le hizo ninguna gracia.

Y pensó: el que ríe el último ríe mejor. Así que en uno de sus últimos conciertos, cuando este grupo salió al escenario a cantar ante los miles de fans de Bieber, el ídolo se dedicó a tirarles las mismas pelotas de goma que le habían puesto en el autobús.

«¡Épico! ¡Fue asombroso! ¡El público lo adoró!», escribió Justin encantado con su venganza.

Comentarios

comentarios

Compartir este artículo