Justin Bieber se presenta esta noche en Barcelona

Con la actuación de Justin Bieber en Barcelona el sueño de miles de aficionados adolescentes se verá hecho realidad. Ellos no dudaron en montar guardia con días de antelación con mamás y papás incluidos, como antes del concierto ofrecido anoche en Madrid. El espectáculo  se realizará a partir de las 20 horas en el Palau Sant Jordi.

El llamado fenómeno Bieber se articula sobre un joven canadiense de 17 años de edad, con cara infantil, flequillo, familia desestructurada, y más bien discretísimo cantante. Su materialización como estrella adolescente se enmarca en la eclosión en el pasado decenio de una serie de actores neoinfantiles que han devenido rentables máquinas desde una plataforma audiovisual como Disney Channel: desde Hannah Montana hasta Miley Cyrus pasando por Selena Gómez, los hermanos Jonas y los integrantes del espectáculo High school musical. A partir de allí, su ascenso a la fama y el éxito han sido casi de manual.

De entrada, lo típico: convertirse en una figura de internet y, sólo después, acceder al estrellato musical de la mano de una más bien indigesta porción de r’n’b rebosante de caramelo. Al menos es eso lo que atestiguan sus 24 millones de amigos en Facebook, los nueve millones de seguidores en Twitter –que aumentan a un ritmo de 24.000 diarios– o que sea el responsable del videoclip más visionado en YouTube, un Baby visto 500 millones de veces.

Asegura que se ve a sí mismo como un chico corriente de 17 años, aunque no todos los de su edad pueden actuar en dos ocasiones ante el presidente Obama y su prole, o lograr que sus conciertos se salden con llenos casi consecutivos (para el del Sant Jordi de hoy, aún quedan algunas entradas a la venta). La síntesis crematística de este adolescente tan corriente tampoco es muy corriente: sus ingresos superaron los 100 millones de dólares el pasado año, lo que le convierte en el artista adolescente mejor pagado.

Comentarios

comentarios

Compartir este artículo