Kristen Stewart llega sola y lesionada a los Oscar

Kristen Stewart sorprendió a todos cuando se presentó en la alfombra roja. La actriz llegó con muletas, sola sin rastro de Robert Pattinson y con unas evidentes ojeras.

Cuando le preguntaron los periodistas por sus muletas, confesó que hacía unos días tuvo un accidente y se había cortado un pie con unos cristales, por lo que las debía llevar durante un tiempo.

Stewart, que no acertó con la elección del vestido según los expertos, entregaba el premio a “la mejor dirección artística” junto a Daniel Radcliffe.

Su novio o ex novio, ya que no nos queda claro si han vuelto o se han dicho adiós definitivamente, fue unos de los grandes ausentes por escontrarse en Australia trabajando en su nueva película.

Comentarios

comentarios

Etiquetas kristen stewart

Compartir este artículo